El Hoyo, la película más idónea para ver en esta época de Coronavirus - Juan Carlos Abaunza
2228
post-template-default,single,single-post,postid-2228,single-format-standard,bridge-core-2.4.1,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-22.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
El Hoyo

El Hoyo, la película más idónea para ver en esta época de Coronavirus

Ahora que estamos en cuarentena y se nos hace obligatorio estar en casa, hay muchas personas que no pueden trabajar en remoto, por su ocupación u otros asuntos. Netflix está en la punta de lanza para atacar el aburrimiento, a lo cual, debo manifestar, me parece muy triste que las generaciones modernas no se ocupen en moocs, cursos en línea y demás. Volviendo a Netflix las principales recomendaciones de películas son relacionadas a virus, apocalipsis y pandemias.

Pero, lo cierto es, que una película que recién anoche me vi, me parece más útil, más cruda y con un mensaje contundente a los seres vivos que se precian de ser “humanos”.

Cuando te digan que el cine español es malo, hay que recordar a Pedro Almodóvar (que era la única referencia de pequeño que yo tenía de España) a las recientes y exitosas series como la Casa de papel o VisaVis, recomiéndales El hoyo, ahora en Netflix. Una pequeña joya de la ciencia ficción que, además, habla de las cosas importantes.

No voy a generar un spoiler sobre la misma, lo cierto es, que cuando la veas vas a sentir repudio y hasta cierto asco del género humano, porque si, así nos comportamos, y eso es lo triste y lamentable del asunto.

La película maximiza ciertos rasgos de la humanidad actual, más si le añadimos, la época pandémica en que nos encontramos, tales como egoísmo extremo, la poca preocupación por el colectivo, la crueldad, el salvajismo y hasta canibalismo que pareciera lejano en nuestra civilización denotan un comportamiento irracional de los humanos, como el que estamos viviendo cuando nos dicen que no salgamos de casa, o que no acaparemos los productos en el supermercado.

Mi reflexión final es, además de invitarlos a verla, es a analizar en profundidad, retirando la capa de morbo y asco que posiblemente sientan, entiendan cómo la importancia de cambiar el chip, de pensar en comunidad, de hacer sacrificios por los demás y que éste es el único camino a sobrevivir como especie, es lo esencial como mensaje muy propicio en este momento.

Que la disfruten.



A %d blogueros les gusta esto: