“La inteligencia artificial es más potente que el fuego o la electricidad”
1535
post-template-default,single,single-post,postid-1535,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
inteligencia artificial

Sundar Pichai (Google): “La inteligencia artificial es más potente que el fuego o la electricidad”

El CEO de Google se muestra entusiasmado con la llegada de la inteligencia artificial, como lo hicieron nuestros ancestros con el fuego, pero alerta de que antes debemos superar el miedo social y sus componentes negativos.

 Que la inteligencia artificial es la gran revolución de nuestros tiempos en la arena digital no es nada nuevo. Pero, ¿tiene el potencial de convertirse en uno de esos grandes hitos que marcan la historia de la humanidad? 

Eso cree al menos uno de los principales implicados en este desarrollo, el consejero delegado de Google, Sundar Pichai. “La inteligencia artificial es una de las cosas más importantes en las que la humanidad está trabajando. Es igual de potente que, por ejemplo, la electricidad o el fuego”, explicó el directivo durante una entrevista que se emitirá próximamente en la cadena MSNBC.

Un gran paso adelante para nuestra sociedad, de esos que nos marcan como especie, pero que también mantiene una perversa cara oculta. “Pero también mata gente (…) Tuvimos que aprender a aprovechar el fuego para beneficiar a la humanidad, pero también tuvimos que superar sus desventajas”, confesó Pinchai. “Es justo estar preocupados por la inteligencia artificial, hay que ser considerados al respecto (…) y tratar de alcanzar un equilibrio” en la sociedad.

Peligros indeterminados pero que, entre muchas áreas, afectan al mercado laboral. Recientemente, Robert Shiller -profesor de la Universidad de Yale y Premio Nobel de Economía 2013- reconocía este extremo en una reciente entrevista para CNBC. En ella también proponía una receta para superar esas desventajas a las que ahora apela Sundar Pichai: “Crea una enorme incertidumbre e impacta a diferentes personas de distinta manera (…) Creo que deberíamos pensar en algún tipo de seguro para individuos y sus carreras, y así evitar que la desigualdad siga su curso natural”.

Recordemos que la inteligencia artificial nació en los años 50 con el inicio de la era de la computación, pero fue realmente a finales de los 90 cuando se dieron las condiciones para que empezara a desarrollarse. En la actualidad, y según datos de IDC, de aquí a dos años el 55% de las organizaciones invertirá en proyectos relacionados con machine learning, una de las patas más prometedoras de este segmento de negocio.