Innovar, emprender y cambiar el mundo - Juan Carlos Abaunza
2190
post-template-default,single,single-post,postid-2190,single-format-standard,bridge-core-2.3.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-21.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
innovar emprender

Innovar, emprender y cambiar el mundo

Haré una breve introducción de todo esto: Meterse en esta carrera dura y bastante loca de emprender y trascender una idea hasta que sea una empresa tiene que tener un propósito fuerte, y noble de cambiar vidas, comenzando por la propia, si tu emprendimiento logra cambiarte la vida, para bien, lo hará también con tus colaboradores, y luego con tus clientes, partners y demás. Ahora, miremos cómo en este proceso lo hacemos bonito:

1. Si lo imaginas, ya existe.

Es verdad que todo comienza con una buena idea. Pero ¿qué la transforma en un emprendimiento social? Creemos que una idea inicial se debe co-crear con los usuarios, iterar con tu equipo e implementar en un prototipo de baja fidelidad en muy corto plazo para probar la propuesta de valor. No tengas miedo a equivocarte, la primera idea casi siempre es incorrecta.

2. Enamórate de los desafíos, no de las ideas. 

Un emprendedor no debe comprometerse solo con una posible solución. Lo más importante es el desafío y comprender bien la necesidad que se intenta satisfacer o la oportunidad que se quiere aprovechar. El emprendedor debe mantener siempre un espíritu de curiosidad.

3. Fallar también es avanzar. 

Para bajar los niveles de riesgo, es necesario iterar de manera permanente. Debemos equivocarnos mucho antes de llegar al modelo final (producto, servicio y modelo de negocios). Además recuerda: tus errores puedes iluminar a muchos otros emprendedores. Fracasa, pero siempre fracasa mejor.

4. Co-crea con tus usuarios y clientes. 

Debes sumergirte en la vida cotidiana de tus potenciales usuarios, clientes y/o consumidores en busca del valor oculto y la esencia del problema y/o necesidad que intentas resolver. Es importante realizar entrevistas en sus casas y lugares de trabajo para registrar finalmente su día a día. El objetivo principal no es validar y convencer al usuario, sino lograr instancias de co-creación donde sientan propia tu proyecto y recibas el mayor feedback posible para validar tu propuesta y modelo de negocio.

innovar emprender

5. Mide tu impacto

Cada ciertos periodos es necesario analizar si se está avanzando en pos de las metas fijadas, establecer indicadores cuantitativos y cualitativos. Si bien estos pueden variar en tiempo, es fundamental fijar metas desde un principio para determinar si el proyecto va por buen camino o es necesario re-diseñar la estrategia.

6. Tu equipo es clave

Ninguna buena idea puede ser llevada a cabo por una sola persona. Elige a las personas que trabajarán en tu proyecto con tiempo y dedicación. Inspira y motiva a los integrantes de tu equipo y se convertirán ellos también en embajadores de tu sueño.

innovar emprender

7. Tu pasión vende

Esa es la principal característica que enamorará a un inversionista. Debes transmitir energía y entusiasmo en tu pitch. No es menos importante mostrar rápidamente tu modelo de negocios, a quién esta dirigido y cómo lo llevarás a cabo. Debes mezclar sabiamente una buena historia que inspire y argumentos concretos que convenzan.

8. Capacidad de surfear

Como emprendedores debemos estar abiertos a modificar nuestros planes y decisiones en tiempo real, sin miedo al cambio. Surfear la ola es una de las grandes habilidades que debe tener un emprendedor para llegar de manera exitosa a sus metas.

9. Tener los pies en la tierra

Un emprendedor social debe innovar y emprender para las problemáticas que nos rodean en el día a día. No hay que aspirar a un laboratorio en Silicon Valley; el mejor campo de prueba son tus usuarios.

10. Desafía los paradigmas existentes

Los verdaderos cambios no solo son buenas inversiones, también son nuevos planteamientos frente a situaciones que parecen no poderse cambiar. No olvides que las empresas del futuro ya están latiendo.



A %d blogueros les gusta esto: