No dejes que tu cama mate tu teletrabajo - Juan Carlos Abaunza
2094
post-template-default,single,single-post,postid-2094,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
teletrabajo

No dejes que tu cama mate tu teletrabajo

Trabajar desde casa tiene sus ventajas, pero también sus contras: puede resultarte más difícil enfocarte. Claramente tiene más ventajas que problemas, por eso además de valorar esta posibilidad de una mejor calidad de vida,  también hay que combatir los enemigos que siempre van a ser propios.

Trabajar desde casa te permite despertarte aunque sea un poquito más tarde, trabajar sin tener que vestirte formal, cocinarte en el momento, salir a hacer trámites, pasear a tu perro… Sin embargo, también tiene sus contras, el principal de ellos, que abundan las distracciones y resulta mucho más complicado enfocarse en sacar adelante las tareas.

¿Te ha pasado que al hacer home office terminas trabajando durante más horas que si fueras a la oficina? Para que esto no te pase, toma en cuenta mis siguientes comentarios para evitar distraerte al estar frente a la computadora.

1. Toma respiros

Haz pequeños descansos cuando notes que tu cerebro no da para más. Diez minutos pueden ser suficientes para lograr concentrarte una hora. Para aclarar tu mente, levántate de tu lugar de trabajo; sal a caminar, cocina algo o toma una siesta corta (¡pero muy corta!). Puedes también utilizar la técnica pomodoro, muy interesante y útil.

2. Haz una lista de tareas

Ten claro al inicio de la jornada laboral lo que tienes que hacer y jerarquiza esos pendientes (primero lo Urgente, luego lo importante); así será más fácil distribuir tu tiempo y saber al final del día si lograste tus objetivos.

3. Delega

Cada miembro de la empresa debe tener claras sus rutinas y adecuarlas al trabajo a realizar. Organiza mejor a tu equipo para que puedas cumplir todos los objetivos que tienes. Tus compañeros aunque no estén viviendo contigo, siguen trabajando contigo, así que puedes seguir contando con ellos, no cometas el error de pensar que te fuiste para casa y te has quedado solo.

4. Sé tu propio jefe

Está claro que nadie te persigue, pero también que debes establecer una serie de metas a cumplir sin prácticamente ninguna excusa. Debes tener en cuenta que el trabajo realizado te lo reportas a ti mismo; sé igual de severo como si fueras otro jefe. Desarrollar autonomía y responsabilidad será la ganancia en este proceso, y no es un plus, tienes que desarrollar esto, de lo contrario vas a claudicar.

5. Date caprichos

Cuando haces un buen trabajo, debes recompensarte. Por ejemplo, puedes obsequiarte un café, una barrita de chocolate o incluso comprar algo que querías tener hace mucho tiempo. Pero ten cuidado con el sedentarismo y con estar cada cinco minutos paseando a la nevera.

6. ¡Comunicación!

Que trabajes desde casa no quiere decir que tienes que estar aislado, por lo que puedes comunicarte por distintas vías con otros trabajadores y saber que no estás solo. Aprovecha las redes sociales para estar en contacto con tus colaboradores, socios y clientes. Definitivamente es incluso una comunicación más fluída que estar perdiendo tiempo en juntas y reuniones en la oficina.

7. Escucha música para concentrarte

Este consejo depende de cada persona, pues para algunos es difícil concentrarse escuchando cualquier tipo de ruido. Sin embargo, ten en cuenta que puede ayudarte a trabajar con más energía; la clave está en elegir una playlist que realmente te motive a trabajar. Es de las principales ventajas, en especial en el mundo de los developers, puesto que en una oficina prima el silencio y tienes que utilizar audífonos y no es lo mismo que estar en tu ambiente con la música que te gusta.

8. Cambia de lugar de trabajo

Estar mucho tiempo en la misma habitación puede causarte problemas de ánimo y desmotivarte, por lo que te recomendamos aprovechar el día en una cafetería y desde ahí moverte al sofá de tu casa. El Teletrabajar incluso te permite irte para un café o restaurante y pasar la tarde allí trabajando y ser extremadamente productivo.

De momento es esto, te recomiendo también leer cómo hice en la empresa que fundé para que esta forma de trabajar funcione: AQUI