Cómo emprender en tiempos de covid-19? - Juan Carlos Abaunza
2249
post-template-default,single,single-post,postid-2249,single-format-standard,bridge-core-2.3.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-21.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
emprender en tiempos de coronavirus

Cómo emprender en tiempos de covid-19?

Hola, hoy he querido dedicar unos párrafos en mi blog para hablar sobre cómo seguir generando ingresos o emprender en estas épocas duras para las cuales nadie estaba listo, en el manual de la vida no se encuentra un apéndice sobre pandemias ni cuarentenas. Sin embargo, no es el fin del mundo, y aunque bromeamos con el apocalipsis, lejos está esto de ser así. Por el contrario, es una enseñanza más de la vida, de esas que acostumbramos a tomar a las malas, pero quedan para siempre como aprendizaje cierto. Si en estos momentos de angustia no has aprendido nada primeramente de ti mismo, supongo que no nos queda más que darnos por vencidos… pero contigo.

Ahora bien, luego de haber puesto en orden tus cosas, organizar documentos, hacer deporte y ocuparte de tu ropa, consumir las series que por el momento son lanzadas, hay que comenzar a prestar atención al presente y futuro. La vida nos cambió, a todos, esto no es temporal, aunque lógicamente la cuarentena si, la forma en cómo nos relacionamos, cómo trabajos y cómo hacemos negocios si. Y no es nada nuevo, sólo que ahora será un poco más masivo que antes de esta contingencia.

Primero piensa fuera de la caja

Lo sé, suena bonito y a cliché, pero es real. Si cambias tu posición de queja hacia una observación real de lo que sucede y cómo te impacta, de seguro encontrarás otras formas de avanzar, posiblemente no al mismo ritmo que venías, pero no te estancarás. El teletrabajo llegó para quedarse (yo llevo teletrabajando 14 años), así que despierta a una realidad que no va a ser la misma que conocías antes de esto. Ánimo!!! hay mucho por hacer, comienza por las cosas más básicas y terminarás permeando todo tu negocio de una nueva forma de hacer las cosas.

Entender primero que posiblemente no sea tan temporal es lo que te va a invitar a buscar alternativas ya, no cuando esto “pase”, entonces manos a la obra, revisa cómo venías trabajando, qué cambia, qué no cambia, qué hacías gracias al internet y una laptop y qué puedes comenzar a hacer gracias a una. Ahí está el primer ejercicio de diagnóstico, no comiences por el final: Es que tengo una fábrica, o la producción depende de las máquinas que tengo en las instalaciones… ve hacia atrás y vas resolviendo problemas menores, hasta que lleguemos a ese.

Reinvéntate

Las acciones de reingeniería siempre son positivas, se descubren pesos muertos, nuevas opciones y sobre todo, salimos repotenciados del proceso. Ahí es cuando realmente nos damos cuenta qué es esencial y qué no, primeramente en los costos, hace una semana hablando con uno de nuestros clientes en A&A, hablamos de cómo ha descubierto el ahorro detrás del teletrabajo, y mejor aún, cómo la productividad no se cayó, por el contrario mejoró gracias a la motivación de quienes tienen en estos momentos la oportunidad de seguir trabajando, esto es muy valorado en estas épocas viendo familiares y amigos que no gozan de la misma suerte.

Ahora, pongámonos en tarea:

  • Cómo vendo? – La pregunta clave muchas veces, si aún estabas utilizando únicamente medios tradicionales de comercialización es hora de cambiar, tus comerciales pueden seguir llamando a sus prospectos desde casa, te puedes ayudar para la gestión con una video conferencia diaria (ahí púedes utilizar zoom, skype, google hangouts o meet, microsoft teams, entre otros) y para llevar el día a día además del correo es hora de dar el salto a un CRM, el precio no es problema, hay unos gratuitos e incluso tan bien pensados que tú, siendo un simple mortal sin conocimientos de programación puedes echarlo a andar. (zoho crm, hubspot son dos claros ejemplos)
  • Marketing digital: Llegó la hora de ver las redes sociales como lo que son: un canal para lo que quieras, en este caso, para posicionar tu marca o vender. Si aún no te conectas con tus clientes por ahí, llegó el momento, según tu tipo de negocio, producto y público, cada red social te aporta valor, te ayuda a vender y seguir vigente en el mercado, si en estos momentos no puedes entregar, no hay problema, siembra en tu público tu imagen y que “estás ahí” para cuando todo esto pase, o estás viendo MercadoLibre cerrado? – La mayoría de marketplaces están abiertos aunque los despachos sean para después de que esto pase.
  • Comercio electrónico: primero entiende que posiblemente no necesites un e-commerce (tienda en línea propia), puedes apoyarte de la tienda de tu misma fanpage en facebook, de una pasarela de pagos (Paypal, PayU, Epayco, Mercadopago) para cobrar y generar links de cobro también, o entrar en un marketplace (que es como un centro comercial digital donde muchas personas venden sus productos) como lo es Mercadolibre, Amazon, OLX entre otros, el internet también es para vender.

No pares de aprender

Por último, pero no por ello menos importante, no dejes de aprender, en internet hay interminables recursos de todo tipo y de temáticas diversas para complementar tu know – how. Toma moocs, aprende otro idioma, fortalece tus habilidades marketeras incluso desde cero, aprende programación, aprende de transformación digital, aprende de teletrabajo y desarrolla habilidades blandas para llevar esto a buen puerto, la disciplina, la autonomía y otras tantas son esenciales.

No quiero despedirme, sin decirte que todo estará bien, mientras más abras tu mente, más rápido encontrarás una forma de salir de esto. Exitos en esta aventura.



A %d blogueros les gusta esto: