Por Qué el Sitio Web puede marcar la diferencia entre el Éxito y el Fracaso de un Negocio - Juan Carlos Abaunza
357
post-template-default,single,single-post,postid-357,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Por Qué el Sitio Web puede marcar la diferencia entre el Éxito y el Fracaso de un Negocio

Aunque a veces nos cueste admitirlo, en todos los aspectos nos dejamos llevar bastante por la primera impresión. Y esto es especialmente cierto cuando vas a consumir algo: si no te entra por los ojos desde el principio, ya te haces una idea negativa que te condiciona a la hora de dar el paso definitivo.

Por ello, ahora que estamos en pleno auge del comercio online, tener una buena página web es vital para el éxito de un negocio. Por lo general, cuando la gente va a comprar algo o a contratar algún servicio, lo primero que hace es buscarlo en Internet entrando en la página de la empresa, y si la imagen de esta no está cuidada, lo más probable es que decidan cambiar de idea. Porque hoy en día la primera impresión se crea online.

Y ya no es solo una cuestión de crear una imagen positiva de tu negocio, sino que cada vez más el propio comercio se produce en línea, así que tener un espacio donde poder desarrollar esta clase de transacción sin que los clientes tengan que desplazarse a la tienda puede suponer un importante apoyo en las ventas. De hecho, el comercio online es uno de los sectores que más están creciendo en el mundo. En México los expertos apuntan que es de los sectores más dinámicos, y en España está creciendo cada año aproximadamente un 20%.

Por estas dos razones, tener un espacio web se antoja vital para cualquier negocio.  No obstante, a muchos pequeños empresarios esto les suena a chino, pero existe la posibilidad de contratar un servicio personalizado en creación de páginas web, en el que dan asistencia para que cualquier persona, aunque no sepa de informática, pueda crear sus sitios fácilmente.

Existen tres puntos básicos que deben estar muy cuidados en cualquier sitio: tener un buen posicionamiento en buscadores, contar con un diseño atractivo a la par que intuitivo y práctico, y, si se incorpora la opción de comprar en la propia web, ofrecer diversos modos seguros de pago –si bien en este apartado poco o nada pueden hacer los asesores, ya que es competencia de las empresas de cobro y los bancos–.

Pero lo que sí es muy fácil si estás dispuesto a ello es conseguir una página web llamativa y bien posicionada. Por ejemplo, la web de Nike lleva años siendo considerada una de las mejores diseñadas del mundo. Sin embargo, esto ya son palabras mayores, y hay que empezar por lo básico, cuidando varios aspectos que harán del espacio online un punto a favor de tu negocio:

  • Vigilar la jerarquía visual: colocar los contenidos que más te interesa que se vean en las zonas de la pantalla a las que la gente acostumbra a mirar más (a la derecha mejor que a la izquierda; mejor arriba que abajo).
  • Crear continuidad: en los colores y en los formatos. Una página con demasiado contraste de colores, imágenes de tamaños muy distintos o diferentes tipos de fuente, supone una imagen negativa.
  • Que sea fácil de leer: hay que utilizar el lenguaje más claro y directo posible, ya que el usuario lo que quiere al entrar en la web es que las cosas sean fáciles.
  • Tener los contenidos bien ordenados: por la misma razón que el punto anterior. Lo que cuenta en el mundo online es la inmediatez, y si una persona necesita más de 15-20 segundos para encontrar lo que quiere, empieza a desesperarse.
  • No descuides la versión para móviles: hoy en día una gran parte de navegación web se produce desde dispositivos móviles. Si no tienes una versión de la web que se pueda utilizar desde ellos, estás perdiendo clientes potenciales.

Estos son solo algunos consejos básicos, pero muy sencillos de aplicar (si contratas un servicio de creación de páginas web, ellos mismos te ofrecen diseños que cumplen con todos los requisitos), que podrían ser claves a la hora de determinar el éxito de tu negocio.



Síguenos en Instagram