Siete de cada diez directivos no confía en el análisis de datos que hace su compañía - Juan Carlos Abaunza
1658
post-template-default,single,single-post,postid-1658,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
análisis de datos

Siete de cada diez directivos no confía en el análisis de datos que hace su compañía

Más del 65% de los directivos a escala global muestra reservas o desconfía plenamente de sus capacidades en análisis de datos, y un 92% está preocupado por el impacto negativo que puede tener en la reputación.

Cuando no paramos de hablar de que los datos son el nuevo petróleo, esa fuente de riqueza y nuevas oportunidades de negocio para las compañías del siglo XXI, lo mínimo que se puede exigir es que el aprovechamiento que se hace de esa información sea provechoso. Que sea eficiente, responsable y lógico. Pero de los anhelos a la realidad hay un trecho.

Así lo constata un informede KPMG, según el cual únicamente un 35% de los ejecutivos encuestados confía en la manera en que su compañía utiliza el análisis de datos. Dicho de otro modo: más del 65% muestra reservas o desconfía plenamente de sus capacidades en análisis de datos, y un 92% está preocupado por el impacto negativo que puede tener en la reputación. A este respecto, la mayor parte de los directivos (62%) depositan la responsabilidad de los fallos tecnológicos o de algoritmos en las áreas tecnológicas, no en el equipo directivo.

El estudio, para el que se entrevistó a 2.190 altos ejecutivos de nueve países, señala cómo Estados Unidos y el Reino Unido son los países que menos confían en el análisis de datos según el 42% y 43%, respectivamente. Por el contrario, Brasil y la India son los que presentan porcentajes de desconfianza más bajos: 15% y 8% respectivamente.

En lo relativo a los riesgos financieros y reputacionales provocados por errores o el uso indebido del análisis de datos, los participantes señalan que no tienen claro quién debe rendir cuentas en caso de que una mala decisión de negocio produjera una pérdida financiera o de clientes. En este sentido, mientras que el 62% manifiesta que la responsabilidad principal debe corresponder a las funciones tecnológicas de sus organizaciones, el 25% opina que es atribuible a la dirección de la compañía, y el 13% considera que debe recaer en las funciones regulatorias y de control.

Por último, en lo referido a las áreas que deben asumir la responsabilidad cuando los análisis de datos fallan, únicamente el 19% mencionan al CIO, el 13% al máximo responsable de datos, y tan sólo el 7% a los responsables de la toma de decisiones de la alta dirección, como por ejemplo el CEO.



Síguenos en Instagram