Arduino y Raspberry Pi: qué son y cuáles son sus diferencias - Juan Carlos Abaunza
1744
post-template-default,single,single-post,postid-1744,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
arduino

Arduino y Raspberry Pi: qué son y cuáles son sus diferencias

Hoy vamos a hablar de las diferencias entre Arduino y Raspberry Pi. En apariencia, se trata de dos dispositivos con un aspecto en forma de placa bastante parecido, y ambos coinciden en que uno de los usos que se les da es el de ser utilizados para crear todo tipo de proyectos de electrónica. Sin embargo, son dos productos totalmente diferentes que fueron diseñados para cosas distintas.

Por eso, vamos a empezar explicando brevemente qué es Arduino y qué es Raspberry Pi, mencionando cuando y para qué fueron creados ambos proyectos. Después pasaremos a mencionar sus principales diferencias, en las que podremos ver para qué tipos de uso son mejores una u otra plataforma.

arduino

Qué es Arduino

Arduino es una plataforma de creación de electrónica de código abierto basada en hardware y software libre, lo que permite que cualquiera pueda utilizarlos y adaptarlos. Gracias a eso, puedes encontrarte en el mercado varios tipos de placas, accesorios y aplicaciones compatibles creadas por diferentes empresas o desarrolladores. Todas ellas son diferentes, pero utilizando la misma base común, lo que ayuda a que la comunidad de creadores pueda darles diferentes tipos de uso.

Arduino ofrece la plataforma Arduino IDE (Entorno de Desarrollo Integrado), que es un entorno de programación con el que cualquiera puede crear aplicaciones para las placas Arduino y darles diferentes utilidades. Arduino también permite hacer conexiones virtuales para comprobar cómo se comportaría con el código que hemos escrito.

El proyecto nació en 2003, cuando varios estudiantes del Instituto de Diseño Interactivo de Ivrea, Italia, se unieron con el fin de facilitar el acceso y uso de la electrónico y programación. Lo hicieron para que los estudiantes de electrónica tuviesen una alternativa más económica a las populares BASIC Stamp, unas placas que por aquel entonces valían más de cien dólares, y que no todos se podían permitir.

El resultado fue Arduino, una placa con todos los elementos necesarios para conectar periféricos a las entradas y salidas de un microcontrolador, y que puede ser programada tanto en Windows como macOS y GNU/Linux. Un proyecto que promueve la filosofía ‘learning by doing’, que viene a querer decir que la mejor manera de aprender es cacharreando.

Qué es Raspberry Pi?

Raspberry Pi es un ordenador de placa simple y bajo coste desarrollado en Reino Unido por la Raspberry Pi Foundation. Es lo suficientemente potente como para facilitar el aprendizaje y realizar tareas básicas, y también permite programar y compilar programas que se ejecuten en él.

rapsberry

Este tamaño reducido y la posibilidad de conectarle varios tipos de accesorio le dan una versatilidad que permite utilizarse para varios tipos de tareas. Su misión principal es la de enseñar informática en las aulas. Pero también sirve para utilizarse como un pequeño ordenador doméstico básico, y la comunidad de makers también la usa como motor para varios tipos de proyecto.

La Raspberry Pi Foundation fue fundada en 2009 por Eben Upton, ingeniero de Cambridge. Sin embargo, los primeros diseños de la primera placa de prueba se empezaron a realizar en 2006. Después de 6 años de desarrollo, la primera Raspberry Pi fue puesta a la venta el 29 de febrero de 2012, y para mediados de mayo ya habían vendido 20.000 unidades. Desde entonces, se han lanzado varios tipos de ordenadores con diferentes potencias y tamaños.

Aunque la fundación que los diseña y fabrica mantiene el control de la plataforma de hardware, su sistema operativo sí es de código abierto. El SO oficial es una versión adaptada de la distribución Debian llamada Raspbian, pero también se pueden instalar otros sistemas operativos, lo que ha hecho que se hayan adaptado todo tipo de distribuciones GNU/Linux, y también versiones de otros sistemas como Windows 10.

Diferencias entre Arduino y Raspberry Pi

Arduino y Raspberry Pi son dos conceptos totalmente diferentes, por lo que es un poco difícil hacer una comparación entre ambos. Son dos productos con diferentes finalidades, aunque por su versatilidad la imaginación de la comunidad maker haya hecho que ambos sean utilizados para crear todo tipo de proyectos de electrónica.

Aunque ambos son proyectos cuyo software es de código es abierto y cualquiera puede revisarlo, una de las principales diferencias está en la filosofía del hardware. El hardware de Arduino es también abierto para que cualquiera pueda crear sus propias versiones de la placa, mientras que la Raspberry Foundation mantiene el control sobre las placas Raspberry Pi, y sólo ellos las crean y fabrican.

Arduino fue diseñado específicamente para que cualquiera pueda crear proyectos con su concepto. Por eso, su punto fuerte está en su facilidad de conectarse con el mundo, gracias a sus entradas tanto analógicas como digitales y lo fácil que resulta activarlas o desactivarlas con su software. Es por lo tanto, una alternativa mucho más versátil.

La Raspberry Pi en cambio fue diseñada como un ordenador en sí, por lo que tiene más potencia de cálculo que las placas Arduino. En lo que no puede compararse es en la versatilidad que tiene Arduino, aunque cada vez va ganando más enteros en este sentido gracias a la creciente creación de extensiones para añadirle características.

En este sentido, también es importante hablar de la conectividad. La Raspberry Pi cuenta con conectividad WiFi y Ethernet integradas ya en la placa. Y aunque en una Arduino también se puede añadir conectividad Ethernet añadiéndole una placa de expansión, haciéndolo gastaríamos parte de sus puertos y el precio total aumentaría por tener que comprar esta extensión.

Y en cuanto al software, también hay diferencias en el funcionamiento de las placas. Cuando la enchufas, una Arduino ejecuta inmediatamente la tarea para la que la hemos programado, mientras que la Raspberry Pi requiere de un sistema operativo completo para poder utilizarla de una u otra manera, por lo que su inicio es un poco más lento.

Esto tiene una repercusión directa en los proyectos de electrónica. Algo tan sencillo como hacer que un LED se encienda o apague es extremadamente sencillo en Arduino, ya que sólo tienes que conectarlo junto a una resistencia y añadir unas pocas líneas de código. Mientras, para hacer lo mismo en una Raspberry Pi hay que descargar e instalar las librerías para controlar los puertos donde lo vayas a conectar, compilar el programa y ejecutarlo.

Por otra parte, ese hecho de tener un sistema operativo y más potencia hace que la Raspberry Pi sea más adecuada para utilizarse como micrordenador funcional que puedas llevarte a cualquier sitio, ya que puedes hasta conectarle teclado y ratón con sus puertos nativos. Además, también puede utilizarse para pequeños proyectos algo más complejos que necesitan de sistema operativo y algo más de potencia, como por ejemplo para crearte un centro multimedia.

Dos plataformas de referencia que no se llevan mal

Tal y como nos explicaron en su día en Xataka, ambas plataformas son geniales para nuestros proyectos, son asequibles y cada una tiene sus puntos más fuertes y sus puntos más débiles. Arduino por lo general será más fácil de utilizar en pequeños proyectos, mientras que la Raspberry Pi gracias a su músculo es más adecuada para proyectos quizá algo más complejos o esos que requieran de un sistema operativo completo.

Estas diferencias las podríamos entender con un pequeño ejemplo, como el de intentar crear un pequeño vehículo. Si sólo queremos que funcione y se mueva sería suficiente Arduino, ya que es la mejor opción para un trabajo que requiere una respuesta inmediata como la de enviar electricidad a los motores de las ruedas y que sus sensores interpreten esta información.

Pero si lo que queremos es que el vehículo se mueva de forma autónoma la cosa cambia. Para interpretar la información de sus sensores o el entorno para que el vehículo “tome decisiones” en consecuencia, ya haría falta un procesamiento más elaborado. Haría falta un ordenador con más potencia de cálculo, por lo que sería más apropiado para una Raspberri Pi.

En cualquier caso, nada de esto significa que una sea mejor que otra a la hora de hacer algo con ellas, ya que muchos proyectos similares se pueden hacer con una o la otra. Además, Arduino y Raspberry Pi también pueden ser complementarias, ya que existen placas como Arduberry que nos permiten conectar shields Arduino a una Raspberry Pi, consiguiendo lo mejor de cada mundo.



Síguenos en Instagram