Amazon compra centros comerciales abandonados que ayudó a hundir
945
post-template-default,single,single-post,postid-945,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
amazon

Amazon está comprando los centros comerciales abandonados que ayudó a hundir

Randall Park Mall fue considerado en la década de 1970 todo un templo al consumismo estadounidense, un centro comercial que incluso obtuvo el título al “más grande del mundo”. Un centro comercial que hoy ha sido adquirido por Amazon, esto después de haber cerrado sus puertas en 2009 ante el duro embate del comercio en línea.

Sí, mientras Amazon está creciendo de forma impresionante, algunas tiendas minoristas, sobre todo en los Estados Unidos, están atravesando su peor momento ante las bajas ventas. ¿Por qué? Fácil, el usuario ya no sale de compras como antes, la gran mayoría de la gente compra en línea gracias a las agresivas estrategias no sólo en precios, sino también en envíos y garantías. Vamos, la desconfianza que alguna vez supuso el comprar en un sitio web está desapareciendo y Amazon lo está explotando de forma magistral.

Amazon ya tiene 105 bodegas y 35 en planificación

Las cifras de Amazon son brutales. Durante su último reporte trimestral mostraron que habían tenido un crecimiento del 25% respecto al año anterior, pero lo verdaderamente importante aquí es que sus Centros de Reparto (Fulfillment by Amazon o FBA) presentaban un incremento del 40% respecto al año anterior, lo que significa que Amazon necesita más espacios físicos donde almacenar todo lo que vende. En resumen: Amazon cada vez vende más.

El programa FBA es uno de los más importantes en Amazon al ofrecer una opción a los vendedores para almacenar sus productos y así puedan formar parte del programa Prime de entrega en sólo unos días e incluso horas. Los ingresos de este programa se incrementaron en un 38% comparados con los resultados del año pasado, es decir, casi 7.000 millones de dólares más.

amazon

Se trata de un ganar-ganar para Amazon y sus vendedores, ya que entre más usuarios se inscriben en Prime, más vendedores se apuntan a FBA ante el incremento en las ventas y esa necesidad de tener una ventaja competitiva, ya que Amazon ha demostrado que un usuario Prime compra más que un usuario que no está inscrito, además de que los productos bajo estos beneficios aparecen primero en las búsquedas.

Ante este incremento en las ventas y en la demanda de FBA, Amazon ya tiene a día de hoy 105 Centros de Reparto y 35 en planificación, donde lo realmente curioso de esto, es que 25 de los 35 son centros comerciales abandonados o que cerraron ante las bajas ventas.

Derribando el imperio offline

El más reciente proyecto de Amazon es transformar el viejo y abandonado Randall Park Mall en su nuevo centro de reparto, que una vez terminado será uno de los más grandes de la compañía dentro de los Estados Unidos. La zona está ubicada en una región privilegiada en North Randall, Ohio, lo que lo coloca a las afueras de Cleveland y a unos cuantos kilómetros de Pittsburgh, Detroit y Columbus. Lo que significa el acceso a más de tres millones de nuevos clientes para ofrecerles las membresía Prime.

El terreno de este viejo centro comercial es de 280,000 metros cuadrados incluida la zona de aparcamiento, lo que lo hace ideal para los planes de Amazon. Sin embargo, la compañía estima que tendrán que pasar al menos tres años para que las instalaciones estén completas y en total operación.

Este proyecto le costará a Amazon poco más de 177 millones de dólares, y en él operarán sus ya famosos robots que ahora mismo están presentes en sólo 25 centros de reparto, con la estimación de que la compañía tiene más de 80.000 de estos robots desplegados. Y eso sin contar que va a la conquista del comercio físico 😉

Ahora mismo lo que busca Amazon es tratar de ser más eficiente en las entregas y en la implementación de estos centros de reparto, ya que según la compañía no están siendo lo suficientemente rápidos para ponerse al día con el crecimiento de la demanda. Pero vamos, si lo comparamos con las última cifra de cierres de centros comerciales en Estados Unidos, que ya supera los 400, entonces Amazon está en una posición privilegiada donde incluso no hay nadie a día de hoy que siquiera se le acerque.



Síguenos en Instagram